Logo Persis

En México prevalece una distribución inequitativa del agua, expertos

En México prevalece una distribución inequitativa del agua, expertos

La falta de agua y sus efectos en los ecosistemas, la producción, la población y el marco regulatorio fueron materia de análisis en el encuentro convocado por la UAM y en el que disertaron especialistas en el tema de esta casa de estudios y externos.

llave_de_agua.jpeg

Llave de agua
Efe/Epa/Nic Bothma

México.- La creación de reformas legales que prioricen el uso humano del agua en México resulta indispensable para abatir la distribución inequitativa del recurso, una circunstancia que prevalece en el país y se hace más notoria por la sequía imperante, agravada por el cambio climático y los fenómenos de La niña y El niño, concluyeron expertos participantes en el “II Foro Virtual de la Red de Investigación en Agua” de la UAM (RedAgUAM), organizado por la Casa abierta al tiempo.

La falta de agua y sus efectos en los ecosistemas, la producción, la población y el marco regulatorio fueron materia de análisis en el encuentro convocado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y en el que disertaron especialistas en el tema de esta casa de estudios y externos.

El doctor Gustavo Cruz Bello, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Unidad Lerma, reconoció que la disponibilidad es desigual y la sequía –ligada a los ciclos solares de cada ocho a diez años– afecta en formas distintas, ya que en la región sur-sureste existe gran cantidad, a diferencia del centro y el norte, por ejemplo, “tenemos años secos y húmedos, agravantes de la sequía, que se ligan con los estragos por La niña y El niño en condiciones de lluvias fuertes e inundaciones o por la escasez del bien”.

La medición del estrés hídrico –una mayor demanda sobre la disposición del líquido– se realiza con base en la información generada en las estaciones climáticas, pero ante el recorte del presupuesto federal, esa labor se ha dificultado y se ha optado por la utilización imágenes satelitales, señaló.

En el Foro titulado “La Sequía en México”, el doctor Raúl Hernández Mar, académico del Departamento de Procesos Sociales de la misma sede universitaria, advirtió que en las últimas décadas se ha observado un aumento de la temperatura en 1.7 grados centígrados, aunque las lluvias no han tenido una variación significativa, sin embargo, debido a eso las precipitaciones se evaporan y el 75.6 del territorio nacional registra el impacto de la sequía.

Los municipios y sistemas comunitarios, que atienden a 19 por ciento de la población, son la primera línea de defensa del recurso, pero enfrentan ahora carencias presupuestales, por lo que es necesario diversificar las fuentes de aprovisionamiento.

En la Ciudad de México, más de la mitad de los habitantes –56 por ciento– tiene un servicio constante, pero 26 por ciento es atendido por tandeos, por lo que es preciso modificar los reglamentos sobre el uso y la administración del agua en el Valle de México.

Frente al cambio climático resulta imperativo un manejo hídrico integral, con una visión de cuencas hidrológicas y un análisis de la disponibilidad y la priorización en el uso del líquido, así como procurar la gestión medioambiental con una perspectiva territorial y de gobernanza, además de inyectar mayor inversión en los Consejos de Cuenca.

El maestro Carlos Vargas Carrera, miembro del Programa de Investigación para la Sustentabilidad de la UAM, resumió que en casi todos los territorios indígenas se cuida mejor el bien, de acuerdo con su cosmovisión, pues los pueblos originarios desarrollan obras para enfrentar la sequía, pero son vulneradas por los megaproyectos.

Para garantizar los derechos del agua debe cambiar la normativa en los tres órdenes de gobierno y los poderes del Estado, mientras que el abasto debe tener una perspectiva social.

El doctor José Félix Aguirre Garrido, profesor del Departamento de Ciencias Ambientales de la Unidad Lerma, subrayó que para resolver los problemas por la sequía es necesario el uso de tecnología satelital, con el propósito de evaluar la situación y complementarla con el trabajo de campo.

El reto más importante es enfrentarla actuando unidos por el bien común, empleando herramientas y monitoreos intensivos para entender y predecir la variabilidad en los niveles de precipitación anual, que condiciona el almacenamiento en presas, así como tecnología para hacer más eficiente la distribución de los recursos.

El doctor Roberto Constantino Toto, profesor del Departamento de Producción Económica de la Unidad Xochimilco, advirtió que una dimensión poco explorada es la relativa a la salud mental de la población frente a sucesos críticos en materia ambiental, en particular con la sequía, que afecta la vida de las personas y la estabilidad ecosistémica.

De manera conjunta, los participantes en el Foro propusieron el desarrollo de una agenda de investigación sobre el agua que se vincule con la gestión hídrica, el monitoreo y la evaluación, así como alojar un micrositio en la página de la UAM para asociar la labor de la Red con los estudiantes, los profesores y la comunidad universitaria.

Cargando...
Load next