Los bajos niveles de contaminación también son peligrosos para la salud

Los bajos niveles de contaminación atmosférica pueden tener un impacto significativo en la salud pública, revela un estudio cuyos resultados respaldan la conclusión de que cualquier cantidad de partículas contaminantes tiene un impacto enormemente perjudicial.

mascarilla.jpeg

Mascarilla
Unsplash

Unos investigadores centrados en las zonas de Canadá con el aire más limpio descubrieron casos de mala salud relacionados con una atmósfera tóxica, refiere un artículo de The Air Quality News.

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por el Instituto de Efectos en la Salud de Estados Unidos y dirigido por la Universidad de Columbia Británica, los bajos niveles de contaminación atmosférica también pueden tener un impacto significativo en la salud pública.

Utilizando los registros del censo de más de 7 millones de canadienses entre 1981 y 2016, y los datos de la contaminación del aire, el equipo encontró que incluso pequeñas cantidades de contaminación por partículas pueden tener un impacto negativo en la salud humana, con alrededor de 8 mil personas en Canadá que mueren cada año con muchos más que experimentan problemas de salud como resultado del aire sucio, incluso aquellos que viven en las áreas más limpias.

También se llevaron a cabo otros dos estudios financiados por Estados Unidos, uno sobre 60 millones de estadounidenses y otro sobre 27 millones de personas en Europa. Los resultados volvieron a respaldar la conclusión de que cualquier cantidad de partículas contaminantes tiene un impacto enormemente perjudicial en la salud pública. Por ello, los gobiernos no deberían limitar sus objetivos a la hora de fijar metas de contaminación atmosférica.

Estos resultados sugieren que se podrían obtener importantes beneficios para la salud si se siguiera reduciendo la contaminación atmosférica y se establecieran normas más estrictas, incluso en países como Canadá y el Reino Unido", afirmó el profesor Michael Brauer, de la Universidad de Columbia Británica, que dirigió el estudio canadiense.

Teniendo en cuenta que no identificamos un nivel "seguro" de contaminación atmosférica, deberíamos replantearnos nuestro enfoque y centrarnos en reducciones continuas año tras año, en lugar de limitarnos a establecer normas de concentración fijas que sólo se revisan cada cinco o diez años. El impacto sobre la salud es demasiado grande", añadió.

El mes pasado se publicó una nueva investigación que demuestra que la contaminación atmosférica contribuye a la probabilidad de desarrollar demencia.

Temas relacionados: Salud Contaminación del aire
Load next