ONG acusa a Indonesia de planear talar árboles donde habita el orangután

Según imágenes de satélite, la empresa PT Agro Industri Nacional (Agrinas) ha talado al menos 600 hectáreas de bosque desde el pasado noviembre en la provincia de Kalimantan Central.

orangutan.jpeg

orangután
Un ejemplar de orangután en Idonesia. Efe/Epa/Hotli Simanjuntak

Yakarta.- La ONG The Gecko Project ha acusado a las autoridades indonesias de talar árboles para crear una plantación de miles de hectáreas en bosques tropicales de Borneo habitados parcialmente por orangutanes, especie en peligro de extinción.

En un artículo de investigación en colaboración con el medio "Tempo", la ONG señaló que el plan de las autoridades, que niegan que el proyecto afecte a los orangutanes, es crear una plantación de hasta 32 mil hectáreas con el objetivo de aumentar la seguridad alimentaria del país.

The Gecko Project aseguró que el Ministerio de Defensa, a cargo del proyecto, ha concedido la licencia de explotación a PT Agro Industri Nacional (Agrinas), que supuestamente tiene lazos con el titular de Defensa, Prabowo Subianto.

Según imágenes de satélite, la empresa ha talado al menos 600 hectáreas de bosque desde el pasado noviembre en la provincia de Kalimantan Central para este proyecto.

El proyecto se enmarca dentro del plan presentado el año pasado por presidente indonesio, Joko Widodo, para garantizar la seguridad alimentaria del archipiélago en medio de la interrupción de las cadenas de suministro por la pandemia de la covid-19.

El Ministerio de Medio Ambiente y Bosques aseguró que la plantación no provocará daño medioambiental y que solo ocupará áreas de bosque que han sido ilegalmente taladas y en otras zonas los cultivos se plantarán junto a los árboles sin tener que talar la selva.

"Otra prioridad para nosotros es asegurar que no afecta a ningún hábitat de orangutanes", señaló el ministro de Medio Ambiente y Bosques, Siti Nurbaya, según el artículo de The Gecko Project.

Sin embargo, la ONG insistió en que el proyecto se encuentra en bosques protegidos, donde ya se habrían plantado alrededor de 30 hectáreas de mandioca.

Un investigador del Centro Indonesio para la Ley Medioambiental (ICEL, en sus siglas en inglés), Adrianus Eryan, afirmó que el proyecto se está llevando a cabo sin consultar adecuadamente con los habitantes de las zonas vecinas ni cumpliendo con las garantías medioambientales.

Según cifras oficiales, en Borneo viven 57 mil 350 organtutanes y en Sumatra, otros 14 mil 290.

Ambas poblaciones están en peligro de extinción por la deforestación que provoca la expansión de plantaciones de aceite de palma y, en menor medida, la industria papelera y minera.

Temas relacionados: Indonesia Especies en extinción
Load next