Logo Persis

La importancia de los territorios kársticos en las aguas subterráneas

La importancia de los territorios kársticos en las aguas subterráneas

“Los territorios Kársticos se han formado en presencia de rocas solubles, la solubilidad origina diversas geoformas subterráneas y superficiales, asociadas a complejos sistemas de aguas subterráneas"

imta.png

territorios kársticos
Captura de video. IMTA

Durante la “Semana del Agua y Equidad” realizada en el Espacio de Conocimiento en línea del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), se reflexionó sobre la revalorización del agua, con la conferencia “Los territorios kársticos y el acuífero maya frente a megaproyectos”.

Dicha conferencia fue impartida por la Dra. Yameli Aguilera Duarte, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y la Mtra. en Derecho, Lourdes Medina Carrillo, abogada del Equipo Indignación, promoción y defensa de los derechos humanos, A.C.

Yameli Aguilera señaló en qué consisten los territorios kársticos y qué implicaciones tiene vivir en estos espacios:

Los territorios Kársticos se han formado en presencia de rocas solubles, la solubilidad origina diversas geoformas subterráneas y superficiales, asociadas a complejos sistemas de aguas subterráneas”; así se constituyen grutas, cavernas, suelos arcillosos, ojos de agua, rejolladas, hondonadas, los famosos cenotes y otros fenómenos hidrogeológicos especiales.

Esta zona, responsable de una buena parte de la recarga de las aguas subterráneas en la región, otorga servicios ambientales importantes como reservorios de carbono, biodiversidad superficial, producción agrícola y agua de consumo.

Además, es un lugar de prácticas culturales mayas con valor simbólico para sus habitantes y nuestro país. Todas estas riquezas tanto ecosistémicas como culturales se ven amenazadas por megaproyectos agroindustriales y extractivistas.

Lourdes Medina abordó las luchas de los pueblos mayas ancestrales, que ocupan la península, en la defensa de sus territorios y su derecho humano al agua, frente a estos proyectos agroindustriales: cultivos de trasnacionales que usan glifosato y, en particular, las granjas porcinas, que contaminan la tierra y las aguas, causando enfermedades graves en las poblaciones de origen indígena.

Esta situación, comenta la especialista, requiere capacidad de escucha, diálogo y empatía con estas comunidades afectadas; pone en evidencia la importancia de reducir la sobreexplotación y la contaminación para caminar hacia la instalación del estado derecho en la política hídrica nacional, reconociendo las asimetrías que existen, la diversidad cultural, y el carácter simbólico de este recurso.

“El agua debe tratarse como un bien social y cultural no solo económico”, afirmó.

Temas relacionados: Recursos hídricos
Cargando...
Load next