29 países donarán un valor 5,330 mdd al Fondo para el Medio Ambiente Mundial

La financiación récord apoyará iniciativas a gran escala para hacer frente a la pérdida de biodiversidad y de bosques, mejorar la salud de los océanos, combatir la contaminación y reducir los efectos del cambio climático en la década.

manglar_brasil.jpeg

Manglar Brasil
Rodrigo Kugnharski/Unsplash

Veintinueve gobiernos donantes han concretado compromisos por valor de 5 mil 330 millones de dólares para el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) para los próximos cuatro años, lo que supone un aumento de más del 30% respecto a su último periodo de funcionamiento y una oleada de apoyo a los esfuerzos internacionales para cumplir los objetivos relacionados con la naturaleza y el clima.

La financiación récord apoyará iniciativas a gran escala para hacer frente a la pérdida de biodiversidad y de bosques, mejorar la salud de los océanos, combatir la contaminación y reducir los efectos del cambio climático en la década. Refleja un consenso cada vez mayor sobre la necesidad de ampliar los esfuerzos en estos ámbitos y de trabajar más allá de las fronteras y los sectores.

"Este generoso apoyo de nuestros donantes en un momento difícil demuestra lo comprometidos que están los países de todo el mundo en sanar la naturaleza en lugar de dañarla", dijo el director general y presidente del GEF, Carlos Manuel Rodríguez.

"Estamos singularmente centrados en el cumplimiento de los objetivos medioambientales de 2030, que son fundamentales para que nuestro planeta sea más sano y seguro para las personas. Nuestra próxima programación y apoyo a las políticas tiene que ver con el cambio hacia un futuro positivo para la naturaleza, neutro en carbono y libre de contaminación", agregó.

"Esta reposición tan exitosa refleja el fuerte compromiso colectivo de todos los participantes para lograr los ambiciosos objetivos medioambientales del GEF. Estos objetivos son fundamentales para el futuro de nuestro planeta y la calidad de vida de todas las personas", dijo Akihiko Nishio, Vicepresidente de Financiación del Desarrollo del Banco Mundial, que como fideicomisario del GEF es responsable de la movilización de recursos para el fondo.

La suma final para el ciclo de financiación del GEF-8 incluye las promesas adicionales recibidas en las semanas posteriores a la conclusión de las negociaciones formales de reposición en abril. El Consejo del GEF aprobó la cuantía final de la reposición durante su 62ª reunión, la primera vez que el órgano rector se reunía en persona desde que comenzó la pandemia del COVID.

Ali'ioaiga Feturi Elisaia, de Samoa, copresidente del Consejo del GEF, acogió con satisfacción "la abundancia de buena voluntad genuina" de los países donantes que ha llevado a una reposición récord del GEF-8. "Es un enorme voto de confianza en el GEF, en las convenciones a las que sirve, en sus socios y en el círculo de donantes, y en todas las partes interesadas en su trabajo colectivo para abordar los urgentes problemas medioambientales que afronta nuestro planeta".

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial es el único fondo multilateral centrado en la biodiversidad y es el mecanismo de financiación del Convenio sobre la Diversidad Biológica. También financia la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Convenio de Minamata sobre el Mercurio y el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, ayudando a los países en desarrollo a cumplir sus obligaciones internacionales en cada uno de ellos.

El enfoque integrado del GEF para hacer frente a los desafíos significa que sus proyectos y programas se dirigen a los impulsores del daño ambiental, con el objetivo de alinear las políticas y los planes de inversión en favor de la salud ambiental internacional.

La biodiversidad será el mayor foco de atención del octavo período de programación del GEF, que se extenderá desde julio de 2022 hasta junio de 2026.

Este apoyo será vital para el Compromiso de los Líderes por la Naturaleza, que pretende invertir la pérdida de especies para 2030 protegiendo el territorio terrestre y oceánico con una biodiversidad de importancia mundial.

También impulsará la aplicación del nuevo Marco Mundial para la Biodiversidad, que se espera que se acuerde este año. Las subvenciones para acciones tempranas concedidas por el GEF en su séptimo periodo de financiación han sentado las bases de estos esfuerzos para reducir la pérdida de especies y proteger los ecosistemas críticos.

Otras prioridades del GEF-8 son hacer frente a las amenazas del cambio climático, la degradación del suelo y los productos químicos y los residuos, y aliviar las presiones sobre los océanos y las aguas internacionales. Gran parte de la financiación se entregará a través de un conjunto de 11 programas integrados que abordan múltiples amenazas a la vez, como la degradación ambiental vinculada a las ciudades, los sistemas alimentarios, los plásticos, el agua y la gestión forestal.

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial es el mayor financiador del mundo para la protección de la biodiversidad, la restauración de la naturaleza y la respuesta al cambio climático en los países en desarrollo. Financia convenios internacionales sobre medio ambiente e iniciativas impulsadas por los países que generan beneficios globales.

La asociación del GEF conecta a 184 gobiernos miembros con la sociedad civil, los pueblos indígenas y el sector privado, y trabaja estrechamente con otros financiadores ambientales para lograr eficiencia e impacto. Hasta la fecha, el GEF ha proporcionado más de 22 mil millones de dólares en subvenciones y financiación combinada y ha movilizado otros 120 mil millones de dólares en cofinanciación para más de 5 mil proyectos nacionales y regionales, además de 27 mil empresas comunitarias a través de su Programa de Pequeñas Subvenciones.

Load next